¡UN ARBOL MAS HACE UNA DIFERENCIA!

Breve reseña de los miembros

Xavier Muñoz

Ecuatoriano, empresario desde hace 20 años. Debido a mi actividad la conservación del medio ambiente ha sido un factor fundamental en mi vida profesional y personal. 

Colaboré estrechamente para CECIA (actualmente Aves & Conservación) y Fundación Jocotoco por muchos años, y sin lugar a dudas fue una experiencia que permitió desarrollar acciones puntuales en procura de cumplir objetivos de conservar bosques, y biodiversidad en general. 

La motivación más grande de ser parte ahora de Fundación Sembrando Esperanza, es la de plasmar y ejecutar los próximos 20 años acciones para contribuir a solucionar al menos un par de problemas de nuestro planeta y país; la deforestación, y la extinción de especies de mamíferos y aves sobre todo. 

El reto es grande, ¡pero las ganas y las armas son mayores!

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

 

Luz Álvarez

Chilena, educadora, me he desempeñado en el sector privado en áreas de logística, producción y servicio al cliente. 

No he participado directamente en organizaciones de conservación, pero he conocido algunas de ellas en las que sus “misiones” son dejadas de lado y priman intereses personales y ambición. 

Veo que Fundación Ecuatoriana de Conservación Sembrando Esperanza está construyendo un camino diferente, con transparencia y responsabilidad, ello me motiva a ser parte de este desafío.

Email:   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Guido Rada

Chileno, economista, trabajé durante muchos años en el sector empresarial privado, al llegar a Ecuador en 1998 me vinculé a organizaciones no gubernamentales que trabajan en conservación de la naturaleza.

Luego de dirigir 3 organizaciones de este tipo, consideré que a través de la creación de esta nueva organización podría contribuir de mejor manera con, al menos un grano de arena, a construir un mejor planeta.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Saarhy Betancourt

Doctora en Jurisprudencia por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador

Funcionaria de la Embajada de Italia, Quito desde 1999 hasta 2019.

Investigadora para la Pontificia Universidad Católica del Ecuador – PUCE en el Programa de Estudios Especializados dentro del Proyecto “Relaciones Civil - Militares”, de la PUCE - ILDIS (Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales) - NED (National Endowment for Democracy)

Y dentro del Programa de Estudios Interamericanos en los temas “Aspectos Sociales y Estratégicos de la Reconversión Militar en Ecuador” y “Diálogo Civil – Militar para la construcción de la democracia en el Ecuador”

Colaboradora en las siguientes Fundaciones:

“O.P.A.M.”
Organización y Programación de Talleres en la ciudad de Quito sobre la influencia de los medios de comunicación social en la educación comunitaria. Redacción de boletines informativos

Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús
Diseño de Proyectos de Desarrollo Social para jóvenes de zonas urbano marginales de la ciudad de Quito. Vocera del Grupo América Misionera.

"Fundación Nuestros Jóvenes"
Procuradora Síndaca desde 2015 hasta la fecha.

Miembro de la Fundación Ecuatoriana Sembrando Esperanza, asesora legal y Secretaria del Directorio desde el 2017

 

María Belén Ribadeneira Cervantes

Licenciada en Ciencias Biológicas con una Maestría en Educación Ambiental

Altamente motivada y muy comprometida con la gestión participativa sostenible y la conservación de los recursos naturales, desde el desarrollo de capacidades y del conocimiento a través de metodologías holísticas, sistémicas y por resultados; ha trabajado, con diferentes Fundaciones Nacionales e Internacionales como directora, técnica y consultora en actividades de manejo de recursos naturales (incluyendo agrobiodiversidad), conservación, capacitación y educación.

Reconoce el valor de la educación y de la educación ambiental como una herramienta fundamental para fortalecer los conocimientos y aptitudes, que permitan al ser humano un adecuado desarrollo e inserción en la sociedad; ampliando su conciencia en función del desarrollo sostenible.

Durante el quehacer profesional ha registrado la importancia de la formulación de programas y proyectos de desarrollo de manera participativa con y desde lo local, a partir de lo cotidiano, integrando necesidades e intereses, visualizando causa y problemas y construyendo soluciones integrales desde un enfoque de desarrollo, género, inclusivo, generacional, intercultural y socio-ambiental; utilizando metodologías reconocidas por su efectividad.

Como directora ejecutiva y coordinadora de proyectos nacionales e internacionales; conoce la importancia de la planificación por resultados y, del seguimiento y evaluación de programas, procesos y proyectos, desde un enfoque de eficiencia, analizando el impacto social, económico y ambiental; relacionando metas – recursos y tiempo.

Amiro Pérez Leroux

Es biólogo con más de 25 años de experiencia en planificación estratégica, diseño, gestión, seguimiento y evaluación de programas y proyectos, recaudación de fondos, desarrollo de redes, gobernanza, comunidades locales, conservación de la biodiversidad, manejo de recursos naturales, cambio climático y servicios ecosistémicos. Tiene amplia experiencia en estos temas en América Latina y el Caribe.

Amiro nació en la República Dominicana donde obtuvo su Licenciatura en Biología Tropical de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana. Luego obtuvo su Ph.D. en Ecología Fisiológica Vegetal en la Universidad de Essex, Reino Unido. Después de investigaciones postdoctoral en cambio climático en Amberes y Lovaina - Bélgica, se unió al mundo de las ONG en 1994 trabajando para TNC, desde Bruselas. Después de algunas consultorías, se unió a BirdLife en 1997 en Cambridge, Reino Unido, y luego se mudó a Quito, Ecuador en 2001 dónde reside desde entonces.

Preocupado por dos de los retos más importantes de nuestros tiempos: los efectos negativos del cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, Amiro se unió a la Fundación para apoyar sus esfuerzos en estos temas; a través de la restauración ecosistémica.